Lectura política

Astudillo: cerrar la negociación

Noé Mondragón Norato

Astudillo: cerrar la negociación

Periodismo

Enero 08, 2019 10:59 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

Lo del Presupuesto de Egresos que, en apariencia, se aprobará este martes, tiene algunos puntos que meten mucho ruido. En suma, no les da certeza a los guerrerenses sobre cuáles serán las variables y los ’candados’ que los legisladores locales del Morena le aplicarán eventualmente y en el ejercicio del gasto público no solo a los funcionarios de la administración estatal astudillista, sino al propio gobernador. Hay que meterse a la trama para entenderla mejor.

MORENA: CEDER SIN NEGOCIAR.- En política los acercamientos con los actores que toman decisiones son fundamentales no solo para abrir una negociación, sino para empujarla hasta la meta. En la fracción legislativa del Morena aparecieron algunos puntos perturbadores: 1.- Los legisladores de ese partido cuyo personaje central es el presidente López Obrador, asumieron que ’el 90 por ciento de las dependencias estatales no entregaron el desglose del presupuesto 2019’. ¿Entonces bajo qué argumento justificatorio aprobarían todo el paquete presupuestal cuando lo que impera es la opacidad de las dependencias del gobierno estatal? Aprobarlo bajo esos términos envía clara la señal en el sentido de que los legisladores morenistas iniciaron un escándalo mediático cuestionando precisamente, la ausencia de claridad en los expedientes técnicos de las secretarías de despacho, y al final estarían siendo sometidos a la presión mediática orquestada desde el propio gobierno estatal. 2.- Como poder que equilibra los excesos y arbitrariedades del Ejecutivo, el Legislativo tiene amplias facultades para modificar asignaciones millonarias, desproporcionadas, incongruentes y que atentan contra cualquier tipo de inteligencia. El caso de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, encabezada por Rafael

Navarrete Quezada, es realmente asombroso. Y hasta patético: dicho funcionario asigna recursos para Obra Pública para el puerto de Acapulco con casi un millón de habitantes, por 100 millones de pesos para todo el 2019. Y para el municipio de Mochitlán -de apenas 30 mil habitantes-, la propuesta de esta dependencia es de 196 millones de pesos. La diferencia es que Acapulco es gobernado por el Morena. Y Mochitlán por el PRI. Navarrete Quezada no pondera como funcionario, los equilibrios en la asignación de la Obra Pública, sino las pertenencias partidistas. Qué tal. 3.- El gobernador Astudillo se bajó del ring. Aseguró que dejaría en manos del Congreso local, la aprobación del Presupuesto de Egresos 2019. Pero es plan con maña. Porque con la firme instrucción en el sentido de que sus secretarios de despacho no entreguen los expedientes técnicos con relación a cómo pretenden aplicar su gasto, estaría metiendo presión automática sobre tiempos y actores políticos. La dinámica del poder local mostraría a un gobernante atrincherado férreamente con sus funcionarios. Y una mayoría legislativa del Morena haciendo lo mismo. Sería la apuesta final del primer círculo de poder tricolor: exhibir por enésima ocasión como intolerantes y neófitos, a los diputados morenistas. Lavarse las manos mediáticamente echándoles la culpa justamente, de su marrullería y tardanza. Y no reconociendo jamás, que gobernador y funcionarios defienden con uñas y dientes, su propia opacidad y ausencia de transparencia. 4.- Siendo gobierno, el PRI aparece por primera vez en su historia, como oposición. El propio mandatario estatal -quien ha vendido durante toda su vida política la idea de ser conciliador y hábil negociador, fincando ambas en el atropellado y recurrente uso del dinero-, esta vez sucumbió frente a una maquinaria inédita en la vida política local y nacional. En suma, para Astudillo la negociación a estas alturas ya está cerrada. Y si el empecinamiento se transforma en necedad, es previsible que desde la federación lopezobradorista, salgan a relucir otras

’poderosas’ armas políticas. Porque el gobernador tiene mucha ropa sucia acumulada. La generó a lo largo de sus tres años de gobierno. Pelearse con AMLO a estas alturas no es inteligente. Pero Astudillo lo está haciendo. De algún modo, pone sus barbas a remojar.

HOJEADAS DE PÁGINAS…Otro de los caballos de Troya del PRI incrustado en el Morena, es el exrector de la UAGro, Marcial Rodríguez Saldaña, quien como puede, le mete zancadillas a Pablo Amílcar Sandoval, el mega delegado de López Obrador en Guerrero. En círculos morenistas trasciende la inminente expulsión de Marcial de ese partido político. En exacta similitud a como le ocurrió al exsecretario de Salud, Lázaro Mazón Alonso.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.