La Charrería en México deporte nacional


Cabalgata tradicional de Papalotla a San Juan de Los Lagos

| Juan Mosco | Desde tabloiderevista.com

Deportes

Septiembre 17, 2019 10:49 hrs.
Deportes Nacional › México Estado de México
Juan Mosco › tabloiderevista.com

Como cada año, después del grito de independencia ya se manifiestan los preparativos para al otro día 16 de septiembre salir a dar gracias a San Juan de Los Lagos, en una agradable travesía a caballo.
En esta ocasión, con el apoyo del presidente municipal de Papalotla, licenciado Luis Rodrigo Ruiz Martínez, se lleva a cabo esta cabalgata de amigos, saliendo después del magnífico desfile en la localidad, del lienzo charro Fiacro Bustamante Colín, no sin antes disfrutar de una campirana comida consistente en la riquísima barbacoa de hoyo con penca de maguey.

Que las tradiciones no mueran

La charrería en México sigue siendo el deporte nacional.
Con la llegada de los caballos al continente comenzó una gran tradición.
La breve historia de la Charrería, tiene sus raíces en los estados de Hidalgo y Jalisco, convirtiéndose en una de las tradiciones mexicanas más representativas de nuestra cultura. Como escuela Hípica, se origina en los llanos de Apán en Hidalgo y tras pasar la Revolución mexicana a principios del Siglo XX, se le considera como Deporte Nacional cuando los antiguos terratenientes emigran a ciudades como la Ciudad de México y Guadalajara, donde se comienzan organizar en asociaciones que gradualmente se extendieron por todo el país dando lugar a la Charrería Organizada.
Vestimenta en la Charrería Los orígenes del traje de charro, provienen de la misma actividad en el campo, desde que a los nativos de la Nueva España, se les permitió montar a caballo y realizar las faenas propias de sus actividades. ÿ Traje de faena: Se compone de sombrero de palma, camisa sin cuello, saco de tela o gamuza sin adornos. Pantalón sin bolsa trasera, botines de piel y el general se utilizan colores en tonalidades café o gris, corbata discreta de moño colgante estilo mariposa y traje de media gala: Sombrero de fieltro, camisa de cuello volteado, corbata elegante haciendo juego con el traje, chaqueta de gamuza o casimir con tres presillas en cada manga y broche lujoso en el pecho.
Pantalón con botonadura de plata en cada lado. Cinturón con adornos de acuerdo a los colores y materiales de todo el conjunto. ÿ Traje de gala: De color gris, azul obscuro o negro, con sombrero galoneado y botonadura de plata desde la cintura hasta el tobillo, exige adornos discretos pero finos, pistola con funda bordada. Camisa de cuello volteado y chaqueta del mismo material. Corbata discreta con bordados finos de preferencia plateados haciendo juego con la botonadura y el sombrero.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.