En las nubes

La próxima primavera

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

 La próxima primavera

Periodismo

Junio 11, 2019 21:40 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo, afirma: › guerrerohabla.com

Reiteramos que además de escritor, reportero, cosmonauta y mejor amigo Octavio García es fecundo en su ironía.
Antes de abordar una de sus odas, queremos demostrarlo con su siguiente diálogo:
’A mis amigos y amigas. Colegas y colegos:
’Les he comentado que mis estudios y diagnóstico torales sobre mis burbujitas en el cerebro serán los días 27 y 28 de junio próximo. Sin embargo, ya comencé con las primeras baterías de chupasangre, análisis y demás.
El médico general que vio los resultados de hoy me ha comentado:
Está muy bajo de hemoglobina. Le recetaré hierro.
(Creo que con ¼ de kilo de clavo de 1 ½ será suficiente)
Sus niveles de triglicéridos están altos. Como todo mexicano.
(Le bajaré a los tacos de maciza con cuerito del Rey David)
El colesterol está en los márgenes.
(Iré más seguido a la cecina de Yecapixtla de César Campos)
Sobre la glucosa, sigue manteniendo los 83. Perfecto.
(De todos modos, no me gustan los postres y golosinas)
De creatinina está perfecto.
(¡Ya la hice! no me rebotarán para la tomografía de mi coco)
Tiene 3 kilos de sobre peso. No es nada.
(Seguiré una hora en la alberca diariamente. Y acompañado)
Y su presión es de 110/80 con 64. Como chico de 18.
Ahora, a esperar sus estudios y diagnóstico con el neurocirujano, me advierte el médico con cara de tranquilidad.
¿Lo anterior indica, doctor, que podría ser el más sano del panteón? Le pregunto’.
Su ilusión por la vida, nos contagia, y su verso, más..
Esta es una de sus múltiples poesías bien estructurada, que dedica a la ’Primavera’.
Pero nosotros, al respetar sus gerundios, y aprovechar esta prosa, le pusimos, con respeto La próxima primavera.

Qué es la muerte que me anuncian.
Seguro será la misma obscuridad
de antes de que yo naciera.

Abro el correo, escucho mensajes
y noticias que van con mi edad.
Para los jóvenes son sobre los
recién llegados y para mí,
de los que se están yendo.

Han ido desapareciendo familia,
amigos, colegas, conocidos;
o personajes famosos que no sabía
que lo eran, hasta que vi su esquela.

Me he convertido en
un pequeño panteón
que he ido construyendo en lo
más profundo de mi ser.
La luz de mis sentidos
fundidos con mi pensamiento.

(Los árboles de mi jardín
no han florecido;
¿Tendré que recordarles
que ya es primavera?)

Me siento como un árbol
bajo el zenit tropical;
Es una línea directa entre
el sol y el inframundo.

Escucho el silencio de mi entorno;
Lo prefiero al ruido que muchos
usan como excusa para no vivir
su propia vida.

Como Walt Whitman, diría
en su Canto a mí mismo:
’Me ha tocado en suerte,
lo sé, lo mejor del tiempo
y del espacio’.

Se me ha hecho costumbre vivir.

Ya no busco mi tiempo perdido.
Mis lecturas, ambiciones
y proyectos son limitados pues,
seguir vivo este día,
será mi única victoria.

¿Y sobre la próxima primavera?
¿El Rosh Hashaná? ¿El verano?
¿Mi cumpleaños? ¡No importan!
De lo que estoy seguro es que,
hoy, viviré un sólo por hoy.’
No que no. Yo CRG
craveloygalindo@gmail.com

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.