Opinión

¡La UAGro, con miras en su proceso interno!

Leoncio Castrejón Salgado

¡La UAGro, con miras en su proceso interno!

Periodismo

Enero 09, 2020 20:57 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Leoncio Castrejón Salgado › guerrerohabla.com


A un año y tres meses aproximadamente para darse el relevo del rector en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), han iniciado ya, los típicos movimientos propios para este caso de universitarios interesados en participar en la próxima contienda donde será electo el nuevo rector de la máxima casa de estudios de Guerrero para el año 2021.
Las circunstancias que antes eran conocidas de cómo, cuándo y con quién reunirse y platicar y si era posible acordar para formar su ’ronchita’ y presionar a equipos de trabajo fuertes y que en verdad mostraban fortaleza de cohesión, de liderazgos compactos y consistentes a la hora de aliarse y pronunciarse por una propuesta seria y con altas posibilidades de triunfar, hoy, parecen no ser las más adecuadas aunque ya hay quienes han iniciado con sus pretensiones al viejo estilo.
Lo anterior viene a cuento por la conformación de dos equipos meramente políticos que aspiran en el discurso, a suceder al actual rector Javier Saldaña Almazán. El error de éstos, es hacerlo fuera de tiempo, porque no son elecciones de representación popular, será una elección de un representante universitario que tenga y presente ciertas características que la verdad, ninguno de los equipos hasta ahora que se han manifestado de manera pública, tiene en sus filas a personajes de la talla ni con las características de un verdadero académico, que tenga alta producción en la investigación y que haya realizado amplia labor de extensionismo dentro y fuera de la UAGro, entre otras virtudes, destrezas y habilidades.

A los pretendientes señalados, les caracteriza varios puntos que no necesariamente son indicadores confiables para ser cabeza de una eventual candidatura fuerte y exitosa, bajo las circunstancias que vive la universidad guerrerense.
Hay quienes han iniciado la conformación de equipos meramente políticos denunciando supuestas irregularidades de quienes hoy detentan el control y poder de la UAGro. Sin embargo solo han llegado a la retórica, meramente propagandísticas sus declaraciones a los medios de comunicación. Esto obvia un interés mediático de exhibirse públicamente por carecer de un estatus académico confiable y amplio para que la comunidad universitaria pueda identificar con relativa facilidad de quiénes se trata.
Cuando un grupo de universitarios se aglomera o se conforma para alcanzar objetivos específicos que beneficien a la universidad, si verdaderamente es ese, y no otro su objetivo, al acusar públicamente a quienes ellos consideran están realizan las actividades universitarias de manera inadecuada o que estén cometiendo irregularidades, al hacerlo público, por ética, por moral, por congruencia, por decencia, inevitablemente deberán recorrer los caminos que la ley marca.
¿Están ciertos de lo que suponen y dicen? ¡Perfecto, están en su derecho! Pero cuando aplican los métodos de la vieja escuela de golpetear, de desacreditar, denostar a diestra y siniestra a ver que me dan y sin presentar evidencias contundentes, irrefutables, entonces los objetivos de sus pretensiones públicas, ellos mismos las echan por tierra al perder credibilidad en sus afirmaciones.
Algo elemental de quienes suponen irregularidades en el manejo de la Administración Universitaria es que NO han presentado la denuncia correspondiente ante las instancias correspondientes internas que tiene la universidad y son las que dan la certeza y confiabilidad de una vida universitaria correcta, adecuada y sobre todo, institucional. Por tanto, queda claro que la pretensión es publicidad gratuita a costa de la injuria, del chantaje, de la calumnia, de la descalificación a priori. Y eso, no es la mejor manera de presentarse ante la comunidad universitaria como personas cultas y de buenas intenciones, más bien, nacen sepultándose. La comunidad universitaria los está colocando en el lugar que les corresponde.
Por su parte, el actual rector, Javier Saldaña Almazán se ha caracterizado por un diálogo abierto y sin condiciones con las diferentes expresiones de académicos que hacen vida política al interior de la UAGro. Recientemente ha ofrecido un diálogo directo, permanente y respetuoso con quienes han manifestado sus legítimas aspiraciones a sucederlo en el 2021, llegado el momento.
Por el Bloque de organizaciones universitarias que continúan respaldando el trabajo del rector, han manifestado el beneplácito por la apertura que ha mostrado Saldaña Almazán para continuar unidos bajo el cobijo del poderoso Grupo Universidad por Guerrero (GUG). Organización académica que reúne a la inmensa mayoría de liderazgos y expresiones efectivos al interior de la UAGro.
La idea central del actual rector, es llamar en su momento, a todas las expresiones y liderazgos universitarios para que en unidad salga el próximo rector en el 2021. ¡¡Es lo que le conviene a la universidad, es lo que le conviene a Guerrero!!
Mientras tanto…¡¡ Que tenga usted, un excelente fin de semana!!


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.