Viuda Negra es vista en las calles de Pachuca en autos de su difunto esposo


La presunta autora intelectual del multihomicidio sigue libre recorriendo las calles de Pachuca en los autos de la expareja asesinada

| CONTRARÉPLICA | Desde Emmanuel Ameth Noticias
Viuda Negra es vista en las calles de Pachuca en autos de su difunto esposo

Seguridad

Julio 10, 2019 04:27 hrs.
Seguridad Nacional › México Hidalgo
CONTRARÉPLICA › Emmanuel Ameth Noticias

El pasado jueves se cumplieron tres meses de los asesinatos del empresario hidalguense Jacobo Quesada, su hijo Jacobo y su hija Patricia, a quienes les dispararon dentro de un gimnasio de su propiedad en la alcaldía de Gustavo A. Madero. La principal sospechosa del crimen es precisamente la esposa Berenice Alanís, y pese a ello, la Fiscalía que lleva el caso y que encabeza Tonatiuh Vázquez, no ha tenido mayor avance en la indagatoria.

Tras el asesinato, la mujer ha sido vista "vaciando" su domicilio en Pachuca así como paseándose en los vehículos del hoy occiso.

DE CENICIENTA A "VIUDA NEGRA"

En 2003, el empresario contrató a Berenice Alanís como empleada doméstica, pero al poco tiempo inició una relación con ella y se casaron. Años después ella le fue infiel con el hijo de su esposo, y posteriormente con otro sujeto, por lo que éste la sacó de su testamento; según las indagatorias de la Procuraduría General de Justicia de la ciudad (PGJ), en venganza la mujer los mandó a asesinar a él y a sus dos hijos. El crimen fue en el gimnasio Muscle Factory Gym, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Berenice, fue capturada por Policías de Investigación horas después de haber cometido el homicidio al ser señalada por testigos como la autora intelectual, sin embargo, debido a que los agentes hicieron la detención sin contar con la orden de aprehensión correspondiente, un juez de control, determinó dejarla en libertad.

En cuanto salió de prisión, la mujer se trasladó con cierta premura a la casa de su expareja, y llevó plataformas para sacar la colección de autos, que pertenecían a los Quezada con un valor de más de 20 millones de pesos. Entre los que estaban dos Corvette, tres Mini Cooper, dos autos Mustang, un Grand Marquis y dos motocicletas.

Tras lo ocurrido las autoridades buscaron retomar el caso buscando pruebas para solicitar una orden de aprehensión en contra de esta Berenice.

Al poco tiempo recabaron nuevos testimonios.

CÓMPLICES

De acuerdo con los reportes de las autoridades, llegó al Ministerio Público una mujer que trabajó como asistente personal de Jacobo Quesada. La mujer acudió para testificar sobre el maltrato de Berenice contra el empresario y sus hijos.

En aquel momento se presentaron dos abogados asegurando que eran los representantes enviados por la viuda.

La asistente del empresario aseguró no conocerlos. Ante esto, los litigantes intentaron sacarla de la agencia para evitar que rindiera su testimonio.

Agentes de la Policía de Investigación (PDI) presenciaron lo ocurrido y arrestar a los dos abogados. Según el reporte, los hombres se identificaron como Luis Alberto Morales Olvera, de 38 años, y Arturo Corona Pulido, de 41.


De acuerdo con las primeras investigaciones, mencionan que este sería el aspecto de la pareja sentimental de Berenice y quien disparó a las víctimas, dos de las cuales fallecieron en el lugar y otra más, tras agonizar perdió la vida en el hospital.

Cabe mencionar que no pasa desapercibido el parecido del ignoto con el abogado, Arturo Corona.

’Debido a que toda la familia murió en ese crimen, no hay quien le haga frente. Ella va y viene con todas las cosas de Jacobo y de sus hijos, se pasea en sus autos, se mete a su casa, trae a su novio y lo lleva, y nadie hace nada para detenerla’, mencionó una persona cercana del empresario.

Los presuntos "abogados"

Los presuntos "abogados"

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.