El Refranero

Más vale pájaro en mano que ver un ciento volar

Rocío Ayala

Más vale pájaro en mano que ver un ciento volar

Periodismo

Agosto 09, 2020 22:57 hrs.
Periodismo Nacional › México Estado de México
Rocío Ayala › tabloiderevista.com

Por décadas, la charrería fue considerada el deporte nacional por excelencia, tanto que logró convertirse en símbolo patrio en el tradicional desfile de cada 16 de septiembre, en conmemoración de la independencia de nuestro México lindo y querido.

Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la república, se siembran proyectos de béisbol por doquier, incluso en el considerado bastión morenista, cuna de la cuarta transformación dijera Sandra Luz Falcón, presidenta municipal de las otrora, tierras del rey poeta Nezahualcóyotl, o sea Texcoco, se construyó la primera escuela de béisbol a nivel nacional, con la intención de reclutar e impulsar a nuevos talentos, proyecto que fue duramente criticado por la opinión pública cuando la noticia recorrió el país entero a través de los medios de comunicación locales y nacionales. Proyecto que guste o no, tiene un mérito, encausar a la juventud en la práctica de un deporte, aunque claro enfrentó la óptica inquisidora de sus detractores –’algo común’ dijera AMLO.

Definitivamente la 4te, está apostando a que este deporte abonará mejores dividendos en comparación a los aportados por el juego del balón pie. Esta referencia viene a colación porque hay un deporte que sospecho está infravalorado pese al colorido que emociona, pese a la huella que ha dejado dentro de la época de oro del cine mexicano y que, en su haber existen familias enteras que lo practican y que a través de este deporte han puesto en alto el nombre de México en el extranjero, me refiero claro, a la lucha libre mexicana.

En el mismo contexto semántico, a nuestro país lo caracterizan las constantes luchas de su pueblo. No es extraño ver incluso a ‘luchadores sociales’ enmascarados. Por ejemplo, en las filas disidentes del Sindicato Mexicano de Electricistas se encuentra Súper SME. Es en las familias mexicanas tan icónica la lucha libre que, hasta una cadena de tiendas comerciales, incluyó en su márquetin a mamá Lucha y no digo más porque esto no es comercial.

Por si fuera poco, la polaridad política en esta 4te ha alcanzado niveles inimaginables, con un presidente que le dio bueno por dividir al pueblo entre ’buenos’ y ’malos’, desde luego, entre funcionarios públicos, aprovechando que irónicamente como mexicanos no tenemos una conciencia de lo que es la ‘lucha de clases’, que nos permita vislumbrar cuándo un proyecto está enfocado a velar por los intereses de nación; pues resulta bien fácil mancillar con dolo y morbo el esfuerzo de quien si desquita lo que gana.

SALIÓ MÁS CABRÓN QUE BONITO
Prueba de ello es pleitito que recién se cocinó en el gabinete presidencial, donde todo indicaba que habría una nueva renuncia, dicen que ’la chotada vende’, pero el morbo político, ¡arrasa! Así es, medio mundo se saboreaba la renuncia de Víctor Toledo, al punto que la faramalla se antojaba para narrativa luchística.

¡¡Lucharaaaaaaaaaaán...!! ¡¡A dos de tres dimes y diretes sin réferi y sin límite de tiempo!! En la esquina de los técnicos, el prócer del ambientalismo en México, y cabeza de la Secretaría de Medio Ambiente, Víctor Toledo, alias el llanero solitito que se avienta como hijo de don Pedro y se pone con Sansón a las patadas, haciendo gala de su blanca cabellera, como artilugio de sabiduría al señalar que la 4te ¡no existe!

¡Por el bando de los rudos, aparece en primer cuadro el mensajero del mal, el dedo chiquito del sumo pontífice de palacio nacional, también conocido como el titiritero, Alfonsooo Rooooomo!! De él se rumora entre las cloacas del gabinete, que es tal su poder y centralismo, que menea a su modo al mismísimo oriundo de Macuspana Tabasco.

En segundo lugar, aparece, Víctor Manuel Villalobos, titular de la Sader, que aúlla a todo pulmón para obligar a Toledo a reconsiderar el tema de la eliminación del glifosato en México y el algodón transgénico. A decir del ambientalista, lo que Romo, Villalobos y el presidente quieren es, bajo el esquema de servilismo, beneficiar al vecino país del norte, acusó Toledo. Finalmente, apareció el cabecilla de la triada contra el medio ambiente, el caudillo de los proyectos neoliberalísimos, López Obrador, quien respondió con guante blanco desde Cajeme, Sonora, asegurando que lo dicho por Toledo, palabras más palabras menos, "es normal" y que todavía no ha recibido su renuncia.

Menuda quebradora y con las espaldas planas se quedaron los morbosos que ya esperaban nota sobre una renuncia más, quién sabe, igual en días no muy lejanos llegue. En calidad de mientras, no, Toledo no se va, por el contrario, no solo se vio ’muy león’ con tremendas declaraciones sobre la inexistencia de la 4te, sino que además ’salió más cabrón que bonito’, ya que circula en su favor, una petición en www.change.org que busca recabar por la vía electrónica, un total de 7 mil 500 firmas para decir ¡no a la renuncia del Secretario de SEMARNAT!

Mientras tanto, Víctor Toledo conserva el puesto. Para nada es creíble que su renuncia, llegue por su propia voluntad, el estoicismo con el que se ha desempeñado dentro de la SEMARNAT, nos habla de que no es una persona que se rinde pronto nomás por no coincidir. Por otro lado, mal pensando, ¿quién en su sano juicio dejaría su empleo, cuando en México y el mundo se cuentan por millones los desempleados? Igual aplica la de ’más vale pájaro en mano, que ver a un ciento volar’.

Definitivamente, esto más que a otra cosa, huele a que ya estamos en la antesala de las precampañas y tampoco es que Toledo ande buscando acomodo inmediato, sino que el temporal de lluvias de trancazos comienza a caer por todos lados, de hecho, a los primeros en lloverles su milpita fue al Movimiento Nacional Antorchista.

Luego del trascendental video donde quedó expuesto que el estado de derecho en nuestro país es una utopía, apología de la inseguridad y la violencia en México; mismo que robó cuadro en redes sociales y rompió récord en memes. Grabación del sistema de video vigilancia de una combi donde, dicen los que saben, no fue asalto, nomás fue tentativa de robo y la inocentada del presunto delincuente cuyo pecado fue el exceso de confianza, hecho que los pasajeros aprovecharon para partirle su mandarina en gajos.

Cuando se dio a conocer la media filiación de la víctima de los pasajeros golpeadores y quien según esto vive en Chimalhuacán; inmediatamente se le colgó el milagrito al Movimiento Antorchista Nacional, bajo el argumento de que "seguro es antorchista, pues ese es el tipo de gente que andan en ese movimiento", versión sembrada al voleo entre la vox populi y que presuntamente salió de la cuna y bastión de la cuarta transformación, o sea, de Texcoco. Ciertamente, no hay forma de comprobarlo, solo Dios y los que lo dijeron saben la verdad.

Este hecho hubiese activado las antenitas de vinil del chapulín colorado, pero como para defenderse se pintan solos, el movimiento antorchista hizo lo propio a través de un comunicado de prensa donde desmintió rotundamente tan maquiavélica versión, profetizado que los tiempos electorales se acercan y que sus enemigos acérrimos harán todo lo posible por denostar a esta organización. Eso sí es verdad y lo hemos visto un buen de veces, no es algo nuevo.

Ante este panorama, es muy probable que en tierras del rey poeta Nezahualcóyotl, el próximo pleitito que veamos sea una verdadera batalla campal entre Antorcha Campesina y Morena. ¡Veremos! Dijo un ciego.

AMOR CON AMOR SE PAGA
Hablando de amores, en este caso, del amor a la patria y del repudio a proyectos neoliberales como el tren maya que no es maya, y el Corredor Transoceánico en el Istmo de Tehuantepec donde el pasado 21 de junio fueron asesinadas 15 personas, con particularidades bastante llamativas políticamente hablando, por ejemplo, que todas las víctimas eran de San Mateo del Mar, única comunidad que entre 2012 y 2013, hizo frente al parque eólico de la empresa Mareña Renovables, misma que en 2015 cambió de razón social a, Eólica del Sur, con la finalidad de continuar en la conquista del territorio indígena oaxaqueño, con licitaciones que el propio mandatario mexicano, haciendo caso omiso del Convenio 169 de la OIT e ignorando la normatividad de las consultas indígenas, presentó ante empresarios el Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec en 2019. Entonces, el próximo 09 de agosto día internacional de los pueblos indígenas, en México, no tenemos nada que celebrar.

Por cierto, ya que al presidente le gusta andar en campaña perpetua, habría que recordarle que previo a ganar las elecciones en el 2018, se comprometió a reformar el art. 2 constitucional en cuanto a las consultas indígenas, enriqueciéndola en dos aspectos: Lo que ya contempla el Convenio 169 de la OIT y lo que definió la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en el 2007.

Pero, ¿a quién iremos?, se supone que para eso está el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, sin embargo, su titular Adelfo Regino Montes, actúa al puro estilo salinista, ’ni los veo, ni los oigo’. El asunto sucede, que en realidad es añejo, mucho más de lo que uno pudiera imaginarse, pues gracias a don Benito Juárez, arrastramos la cobija, volamos bajo, pa pronto, la soberanía del país fue diezmada desde 1859 y ni pio se dijo en aquél entonces.

Todo se debe al Tratado McLane-Ocampo, conocido también como Tratado de Tránsito y Comercio, un acuerdo entre EU y el entonces gobierno liberal de Benito Juárez (ya salió el peine), firmado en el puerto de Veracruz, un 14 de diciembre de 1859, donde se vendió a perpetuidad el derecho de tránsito por el Istmo de Tehuantepec a los Estados Unidos, por el rimbombante pago de cuatro millones de dólares, donde además, correspondía a México emplear fuerzas militares para la seguridad de quienes transitasen por el lugar. En total fueron tres los pasos convenidos a perpetuidad en favor de EU (puntos comprendidos entre Guaymas, Nogales, Camargo y Matamoros hasta Mazatlán); con la respectiva ‘batea de babas’ que, nuestro país conservaría la soberanía sobre los tres pasos, podría modificar el tratado y que perpetuidad ’no es para siempre’ si no, nomás tantito.

Ah, pero eso no es todo, da la casualidad que el benemérito de las américas, no hizo las cosas nomás por que sí, había una razón muy importante y era la urgente necesidad de que el vecino del norte reconociera su gobierno y ganar poder, mejor dicho, vencer a sus enemigos los conservadores. ¡Háganme el favor! De ahí el por qué los defensores del santo chingón de las transformaciones, se ponen al brinco cuando se exponen los antecedentes de las actuales atrocidades. Porque prácticamente todo fue un caprichito más de cuarta, digamos que muy, muy adelantado a su época.

Y pues nada, que una de las frases favoritas de la campaña presidencial de López Obrador fue ’amor con amor se paga’ y vaya forma en la que está pagando la confianza de quienes con su voto lo hicieron presidente.

UNA RAYITA MÁS AL TIGRE
En el diario acontecer de nuestro país, es claro el hartazgo que se vive, máxime cuando el sector más perjudicado siempre son los pobres, los de ’a pie’. Constantemente hemos escuchado decir –’los rateros habían de robarle a los ricos, no a los pobres’. Este pensamiento llanero, obliga a preguntarse ¿por qué?, si finalmente robar es robar y el delito no cambia dependiendo de quién lo cometa.

En fin, dicen que ’no hay plazo que no se cumpla’, y resulta que en la intentona por defender lo indefendible, los ‘yutubers’ escuderos de AMLO, tomaron el show de la supuesta detención de El Marro, como una muestra de férreo combate al huachicol. Aunque la pregunta es ¿qué no era más valiosa la detención de Emilio Lozoya y también se resolvía de fondo el mismo problema? La respuesta sin lugar a dudas es, ¡definitivamente sí!

Entonces, ¿qué pasó?, ah bueno pues resulta que efectivamente, el caso Lozoya pudo empoderar y posicionar a la 4te de una manera impensable, pa pronto veríamos al presidente ponerse el cubrebocas, ya que él mismo dijo que se lo pondría cuando se acabe la corrupción. Peroooo, el caso Lozoya supone para quienes integran la propia 4te, empezando por el gabinete, sacar los trapitos al sol y entonces veríamos rodar cabezas de quienes hoy gozan de santidad gracias al perdón que el santo patrono de palacio nacional ha concedido a quienes se arrepintieron. Se me hace que a Manuel Bartlett ¡le sudó!, y así como a él, seguro que a muchos otros.

Poquito antes, otro súper show fue el mostrado por video de supuestamente un grupo de élite del CJNG y el desdén con el que Alfonso Durazo lo atendió. Quienes hemos realizado trabajo periodístico de campo, sabemos que el físico promedio de los sicarios, no es uniforme, por más uniformados que se vistan.

Aquí, lo único real que tenemos circulando como ventisca de primavera, es el fanatismo, donde la polarización social debe, si o si, ser el resultado. Es decepcionante ver cómo día a día, hasta los machetes van perdiendo su fulgor al son de los denarios y los paliacates son comparsa de una absurda lucha por abolir los derechos humanos de quien opina distinto (periodistas), de quien tiene afinidad por su sexo biológico (feministas que no son lesbianas o no están a favor del aborto), o en su caso, elementos uniformados y en transición que, a pesar de estar facultados por el Estado para ejercer el debido uso de la fuerza, están amagados con las órdenes que emanan desde la Dirección de Asuntos Especiales dentro de la Guardia Nacional, y que gracias al fallido estado de derecho; la legalidad, la justicia y la seguridad, no más no se ven llegar.

Estamos aliviados, ¡caray!


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.